Desde la llegada de Maradona, Dorados atraviesa un presente de ensueño. No sólo logró sacarlo de los últimos puestos cortando una racha de seis juegos sin triunfos, sino que Diego lo clasificó a la Liguilla por el ascenso en la séptima posición y cuenta con un acumulado de nueve encuentros sin derrotas. El “Gran Pez” suma ocho triunfos, dos empates y una derrota con el astro en el banco.

La carta goleadora y emblema del equipo es Vinicio Angulo. El ecuatoriano, quien no tenía goles antes de la llegada de “Pelusa”, es el goleador del equipo con ocho tantos de los 15 que anotó Dorados (recibió apenas seis).

Enfrente se encuentra el complicado Juárez, que finalizó la Fase Regular como el mejor equipo con 35 unidades y al que Dorados de Sinaloa no vencía hace dos años, pudieron cortar además con la racha de ocho partidos sin perder en condición de visitante.

Dorados de Sinaloa accedió a las semifinales luego de superar a Mineros como visitante (en la ida habían igualado 0-0), mientras que Juárez hizo lo propio ante Leones Negros por ventaja deportiva tras sendos empates 1-1.